Ver a La Era Vulgar en vivo no es como asistir a cualquier concierto de banda underground, es un espectáculo alegórico y musical. Mirar a Abel con la mirada concentrada en las teclas y botones de sus aparatos, a Tavo moviéndose suave mientras sujeta con dulzura su bajo y la pasión embelesada con que Alenka toma el micrófono para comenzar a cantar es tan sólo la superficie de algo más profundo.

“Cuando vas a estar en un escenario es parte de hacer en un show, la gente no va a ver a alguien como si fuera el repartidor de pizza que se subió a tocar. Tú vas porque quieres vivir una experiencia. Nosotros somos La Era Vulgar, somos una sola energía y tenemos que crear nuestra propia atmosfera.”, comenta en entrevista Alenka Ríos, vocalista.

Su personalidad mística y esotérica es perceptible incluso en las mañanas, un día entre semana, tomando café en Coyoacán. En su cabello revuelto, sus ojos delineados generando profundidad, anillos y collares lucidos en su cuerpo envuelto en una amplia chamarra gris. En el escenario no es fortuito verla usando ropa amplia cual túnicas, tener por utilería velas o un corazón de res, tener pintada bajo los ojos una línea negra y gruesa, o traer en la piel series numéricas cuyo significado sólo ella conoce, hace del show todo un ritual si pones atención.

“El ritual que yo hago para subirme al escenario, es algo muy personal, un tipo de proyección, un enfoque, un viaje. Me concentro en la energía y pido cómo ser un canal abierto para transmitir algo”.

Alenka Ríos en entrevista

La Era Vulgar tiene claro que como banda hacen música con un significado, desde su nombre que retoman de textos bíblicos hasta sus canciones que hablan de los vicios modernos, y Alenka es muy consciente de la responsabilidad que su posición frontal como vocalista representa. “Cuando estás ahí, tú cobras sentido a través de los ojos del espectador. Cuando uno se sube a un escenario proyecta una parte de sí que no usa en la vida real, como un alter ego de las personas. Se fugan y proyectan cosas que no hacen normalmente. Y estas muy expuesto a que te juzguen. Estas muy abierto, osea subes a que te vean las vísceras”.

Otra característica de La Era Vulgar como banda defeña es su marcada personalidad que termina por construir su propuesta musical y que difiere de la gran mayoría de agrupaciones de la ciudad.  Incluso podrían describirse como una banda conceptual por la dirección que le dan a todo su trabajo, ellos tienen algo que decir sobre el mundo y para el mundo. Porque para Alenkalas artes en general deben de proyectar la ética, la estética y la erótica de su tiempo, entonces cuando estás haciendo algún arte, de alguna manera debes tratar de proyectar lo que está pasando en tu mundo. Las artes están hechas para protestar, para decir algo, para informar”.

Con todo esto, la agrupación termina por presentar en cada show, más que un concierto, una ceremonia llena de significados y representaciones. La gente ya no va a la iglesia ni se congrega alrededor de esas cosas, sino que la nueva manera de hacer comunión, el nuevo ritual, son los escenarios, es la música, es el teatro, y uno tiene de alguna manera la responsabilidad de ir y dejar algo ahí. La ceremonia, la misa del siglo XXI.

La Era Vulgar se formó en 2012, y en 2013 publicaron su EP titulado “Tomo I”  en el que sus sonidos transitan por el jazz, el trip hop, y el synth pop de la manera más elegante. Este año trabajan en su próximo LP con fecha de lanzamiento para septiembre, así como en tres videos para terminar su jornada de estrenos.