¿Cuántas veces, de la nada, empieza la violencia extrema en un slam/mosh pit (o como le quieran llamar) y todo se sale de control, orillando incluso a detener un concierto?

Ya saben, algo como esto:
tumblr_nbjtqfnykC1sgmr61o1_500

Pues bien, hace unos días, la banda mexicana Annapura publicó un video en sus redes sociales. En él, se hace más que evidente como es que la violencia física se hace presente disfrazada de slam. Cualquier pretexto se toma como idóneo para reventar los shows y dar al traste con la presentación de las bandas.

Sin embargo, es importante resaltar la postura que la banda asumió, ya que a la primera provocación, detuvieron la presentación para evitar que el problema pasara a mayores. Definitivamente, aplicaron una acción que no es frecuente en este tipo de shows.

Por lo tanto, algo debe quedar claro: No importa si asistes al show más cursi de trova, o si vas al toquín más under de “brutal metal/noisy/pig/grind core”, siempre existirán personas que no estén dispuestas a entrar en el famoso slam, y eso se debe respetar.

Tanto organizadores, artistas y asistentes, tenemos que hacer conciencia de algo que se menciona en el video (palabras más, palabras menos):”Nadie tiene la culpa de los problemas que tienes, todos los demás venimos a disfrutar

Bien dicen que “lo cortés, no quita lo valiente”, pero en el caso de Annapura, “lo cortés, si quita lo violento” (y lo descerebrado).

PD: Si tienen problemas graves, cuéntenselo a quien más confianza le tengas o escribe un diario. En verdad: ¡LOS DEMÁS NO TENEMOS LA CULPA DE SUS PROBLEMAS! Así que no se desquiten con la gente.

Sigan a Annapura por sus medio de sus  redes.