Este viernes 16 de Octubre llega a salas mexicanas Todos están Muertos, película de 2014 dirigida por Beatriz Sanchis y protagonizada por Elena Anaya (La Piel que Habito, 2011, Pedro Almodóvar) en la que narran la historia de Lupe, quien fue en los ochenta, una estrella de rock durante la Movida Madrileña. Ahora, en 1996, necesita volver a hacerse cargo de su vida y su hijo adolescente, y superar la experiencia traumática que significó para ella la muerte de su hermano Diego, su pareja en el escenario, es también él quien deberá ayudarla.

Todosestanmuertos
Sin ser documental, la película parte de una historia personal y de cierta manera funciona como el exorcismo de una experiencia biográfica. “Siendo yo muy joven murió mi mejor amigo y para mí fue un shock tremendo”, comenta la directora, “porque cuando eres joven no estás preparado para la muerte de nadie ni para aceptar tu propia muerte, ¿No? La semilla inicial es esa. Pero la peli habla de aceptación, para mi ese es el tema principal. De quien uno es, de dónde viene y de una parte muy importante de la vida como es la muerte. Para mi esconde, también, un homenaje al pueblo mexicano, porque es uno de los pueblos que mejor acepta y celebra la muerte”.

todosestanmuertos2

¿Qué pasaría si te pudieras despedir de alguien de quien no pudiste despedirte? Es también la pregunta que Beatriz Sanchís se hace a lo largo de toda la película, y la responde con el apoyo de la cultura mexicana, representada por los papeles de Angélica Aragón y Patricia Reyes Spíndola. “Creo que es una película devastadora si uno la mira desde ciertos puntos de vista, y sin embargo, el tratamiento casi simpático, alegre, que de alguna manera implanta el lado mexicano y nuestra relación con la muerte, establecen un equilibrio muy interesante”, apunta Aragón.

En palabras de Reyes Spíndola, la película “parte de cosas reales, de sentimientos y emociones reales, llevados a una ficción muy bien lograda”. 
Todos están muertos es una coproducción España-México-Alemania, en la que participaron Avalón PC, Animal de LUZ Films, Eurimages, Gas Natural Fenosa, el Instituto de Crédito Oficial, el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, Integra Films y Junta de C, realizada a partir de limitadas condiciones de trabajo, y a pesar de ser una producción “pequeña” en tanto financiamiento, realizadores y elenco, es grande pues “cuando se tocan temas realidades universales, despóticas”, comenta Angélica Aragón, refiriéndose al tiempo postfranquista, “más allá del momento preciso en el que son filmadas, las consecuencias en quien las vive son las mismas, las referencias que podemos encontrar del momento presente va a mover muchos corazones”.

 

Todos-están-muertosCon un guion bajo el brazo lleno de diálogos memorables, y muy certero en tanto a lo que se quería comunicar, Beatriz Sanchís nos entrega una historia conmovedora, llena de nostalgia y además aderezada con una banda sonora que evoca el recuerdo. Groenlandia, la banda creada para la película y cuyo nombre parte de una canción de la agrupación española ochentera Los Zombies, llena de sonidos pegajosos y bailables a la historia. Inspirados en bandas como Mecano y Radio Futura en sus primeros álbumes, la agrupación madrileña Akrobats compusieron la banda sonora y el tema principal de la película y Groenlandia, “Corazón Automático”.
“Todos quisieran que su madre fuera una estrella de rock”, es la frase con la que se presenta la película, enunciada el hijo de Lupe; Elena Anaya, quien interpreta este personaje, comenta que “este es uno de los papeles más bonitos, que más quiero y que he tenido la suerte de interpretar nunca. Lupe me ha convertido en una mujer con muchas ganas de vivir y hacerle frente a la adversidad, a la vida, y también a la muerte, claro”.
Todos están muertos estará presentándose a partir de hoy, 16 de octubre en cines de la Ciudad de México, para posteriormente realizar una gira por el interior de la república (Cinepolis, Cinemex y Cineteca Nacional).

todosestanmuertoscines