Vivimos rodeados de sonidos. Algunos nos generan increíbles emociones y otros nos pueden llegar a disgustar demasiado.Un claro ejemplo de ello son los sonidos producidos por los ya tradicionales vagoneros; equipados con un discman y un gran arsenal de bocinas, alteran nuestro placentero viaje por el metro. Para salvar nuestros oídos ha llegado DUBS, un par …

0 64